• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sustentabilidad
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura
  • Última modificación de la entrada:23 julio, 2021

Una cámara no es barata, casi ninguna cámara réflex o mirrorless es barata en nuestro país, con lo que comprar una cámara debería ser una decisión más deliberada.


En la entrada anterior te conté cuáles son, a mi criterio, las consideraciones que tenés que hacer antes de comprar una cámara nueva.
En el artículo de hoy te cuento 3 especificaciones de las que alardean los fabricantes de cámaras, pero en realidad sirven poco y nada y son movidas de marketing.

Todos estos “engaños” del marketing fotográfico se basan en un sesgo de percepción que nos hace creer que más es mejor. Pero no necesariamente más es mejor. La pregunta es si lo necesitás o no. Obvio que si no lo necesitás, ¿para qué vas a pagar por tenerlo?

ISO

ISO 100-54000. “Listo, está me compro, seguro que más ISO es mejor” (y más cara).

¿Qué es la ISO y para qué sirve?

El ISO es la sensibilidad a la luz del sensor, a más ISO, más sensible es el sensor a la luz. Mientras mayor sea el ISO, el sensor necesita menos luz para captar la imagen.

Suena necesario, y hasta deseable tenerlo pero…

Hay otro componente más en la ecuación: el ruido digital. En una foto el ruido se ve como unos puntitos finos grises o de colores. Reduce la acutancia de la imagen, altera los colores y reduce las posibilidades de edición. En otras palabras, el ruido disminuye la calidad de la imagen.

En términos técnicos el ruido es una señal aleatoria que genera el sensor que no sirve para nada, y encima nos arruina la señal que sí sirve (como el ruido de la TV, que hace que aparezcan imágenes fantasma, o el ruido del teléfono que disminuye la calidad de la voz).

Hay cámaras que tienen ISOS altísimos, que son las Full Frame, pero como este artículo esta escrito para quienes quieren incursionar el fotografía, no voy a hablar de Full Frame, que no suelen ser la primera opción de casi nadie.

Más ISO, más sensibilidad a la luz y más ruido. Eso es lo importante.

La escala de sensibilidad ISO suele empezar en 100 (en 50 o 200 en algunos fabricantes) y es una escala lineal en el que cada paso es el doble del anterior: 100,200,400,800,1600 y así…

Algunas cámaras llegan hasta 25600 o más, pero esos últimos ISOS de la escala son inutilizables por el ruido que generan. Sirven como última opción para exponer con poca luz, antes es preferible abrir más y/o bajar la velocidad.

En las cámaras de 2010, el ruido era un problema y siempre era preferible trabajar con la apertura y la velocidad antes de subir el ISO, porque en 800 ya empezaba a notarse el ruido. Los sensores actuales pueden manejar bien ISOS altos, con lo que el problema del ISO ya no es determinante como lo era hace 10 años.

Aún así, sigue siendo válida la regla de que los últimos tres ISOS de la cámara son el último recurso y es preferible evitarlos.

Guía para elegir el rango ISO adecuado

Entonces, ante la específicación de una cámara que trae 50000 ISO frente a otra que tiene “solo” 12500: ¿Cuál elegís? La solución está en el uso de la cámara.

  • Un ISO alto sirve para fotografías de alta velocidad y/o baja iluminación (deportes, niños, fauna, discotecas, conciertos… ese tipo de cosas).
  • Un ISO medio es útil para fotografías con luz artificial, o para fotografías de exterior diurnas en las que el sujeto se mueve rápido (niños, gente caminando, street, interiores).
  • Un ISO bajo es apto para paisajes, fotografía nocturna, fotografía de larga exposición, sujetos inmóviles o lentos (un caracol, por ejemplo). Sirve para retratos en exterior. Se puede hacer un paisaje de noche, sí, pero como un paisaje es inmóvil se puede usar la velocidad para capturar más luz.

¿Qué pasa si mi cámara no alcanza un ISO alto? vas a estar limitado en el tipo de fotografías que marqué como de ISO alto. Con el resto no.

¿Realmente necesitas un ISO 56000?

Megapixeles:

Un poco como el ISO, hubo una guerra de marca para ver quién le ponía más megapíxeles a su cámara. En los últimos lanzamientos veo que esto ha parado un poco, y todos los modelos andan en aproximadamente 20 mpx.

La respuesta acá es más fácil: la cantidad de megapíxeles no tienen nada que ver con la calidad de imagen. Ni en fotos de celular, ni de cámara.

Los megapíxeles están relacionados con el tamaño máximo al que podés imprimir las fotos: la diferencia en calidad de imagen entre una cámara de 12 y otra de 20 mpx la vas a ver en papel con impresiones mayores a un A3. No en Instagram.

Con 12 megapixeles es suficiente para imprimir con muy buena resolución en tamaño A4. Hasta los celulares de gama media-alta tienen esa cantidad de megapixeles.

Si no planeas imprimir tus fotos en formatos grandes la cantidad de megapixeles de cualquier cámara o celular actual te alcanza

GPS

Muchos fabricantes están incluyendo sensores GPS en sus cámaras.

Para la mayoría de los mortales, conocer el lugar exacto es irrelevante. Se soluciona tomando una foto con el celular de ese lugar. El celular, por defecto, pone las coordenadas en los metadatos de la foto. Después, en tu programa de edición/revelado le pones las mismas coordenadas a toda la sesión. Algunos programas de gestión de archivos fotográficos permiten asignarle posición a un lote de imágenes: yo he usado para eso el módulo mapa de Ligtroom, Darktable y DigiKam.

Una opción interesante es usar alguna de las apps GPS móvil, que además de grabar trayectos permiten guardar puntos.

Si la geolocalización precisa es una necesidad para vos (por ejemplo, en relevamientos) quizá te sea más práctivo un GPS de mano y una libreta que el GPS de la cámara. De todas maneras, llevar una réflex para hacer un relevamiento no es una buena idea. Basta con un celular (biólogo dixit).

Y hasta acá la segunda entrega, cosas que no deberías fijarte a la hora de elegir una cámara. En la tercera parte vienen las cosas en las que sí deberías fijarte para comprar una cámara.

Deja un comentario