Dabalché

Nací en 1989 en la Córdoba argentina (argentina es un adjetivo, por eso no lleva mayúscula).

Siempre estoy aprendiendo algo. Viajo y hago fotografía de naturaleza y urbana. Biólogo y entusiasta del marketing y la comunicación.

 

Versión extendida

 

Viajo siempre que puedo, y aunque este blog no tiene (casi) nada que ver con los viajes, surgió en un viaje. En un viaje me di cuenta de que “lo mío” —si es que ese engendro existe— es la comunicación, los viajes y la naturaleza: esos son los tres pilares de este proyecto.

Terminé la licenciatura siendo demasiado jóven para algunas candidaturas, sobrecalificado para otras, algo intransigente y un poco heterodoxo. Un poco más o menos lo mismo que todos los profesionales de mi generación que nos sentimos ligeramente incómodos con los engranajes oxidados que tanto se afanan en conservar. A sabiendas de que el mundo ya no es el mismo.

Escribir un currículum me arruina el rato, siempre tengo la sensación de que hay que que ser un vendehumos y de que la honestidad está muy devaluada para esas cosas.

 

¿Qué es Relatario?

Relatario.com es una colección de relatos estructurados en tres ejes (o cuatro): naturaleza, viajes, comunicación y fotografía.

La idea original fue un blog dedicado a la redacción académica. Los biólogos no nos pasamos la vida en un laboratorio —aburrimiendo nivel dios— o internados en la selva buscando el faisán garganta de fuego del que solo quedan 5 vivos y es el ave sagrada de los Qhiäj-qêchäj.

Nos la pasamos escribiendo informes, proyectos, ensayos… Blogs.

Comunicar por escrito puede aprenderse. Es cierto que es un plus disfrutar haciéndolo. No es cierto que tenga ese no sé qué que qué sé yo de algún dios griego que me iluminó con el don de la comunicación.

Escribir bien no sé qué será pero comunicar efectivamente es separar la paja del trigo, el trigo podrido del bueno y el trigo largo del corto y para hacer eso hay criterios pragmáticos para hacerlo aceptablemente y se puede aprender (aunque como en todo, aprender a usar criterios parece ser una tarea tan ardua que la mayoría prefiere seguir al pie de la letra una receta aunque lo lleve a beber cianuro).

Persuadir no significa inventar razones. En español tenemos el verbo mentir para eso. Si tu “lo que quieras vender” es excelente, entonces lo único necesario es transmitir todo ese valor con palabras emotivas, claras y precisas. 

El copywriting es una técnica que puede aplicarse a todo tipo de textos, incluso a los científicos. Hacía copy antes de saber que se llamaba así. Se puso de moda de la mano del marketing pero Sócrates ya lo hacía.

Mentir no es necesario cuando el mensaje es interesante y valioso. Sí es necesario que el mensaje sea conciso, claro y pertinente y eso es lo que se logra con el copy.

Más palabras y un texto enroscado no te hacen intelectual: te hacen inentendible y cuando no conectas con tu lector, no conectas… Dalo por perdido.

Esa es mi forma de trabajar la comunicación: humildad, claridad y sencillez. Por el barrio diríamos que esto no se trata de chamuyar ni de vender humo